Martínez es el director de la Policía Cibernética. Es, también, psicólogo criminal y tiene estudios en Estados Unidos sobre “Crímenes contra Menores”.

Martínez es el director de la Policía Cibernética. Es, también, psicólogo criminal y tiene estudios en Estados Unidos sobre “Crímenes contra Menores”. 

“Soy orgullosamente policía” afirma Martínez. En su familia todos son policías. Su abuelo, su padre, sus hermanos. Faltaba él. Su vocación fue un poco tardía. Ya estaba casado con una Arquitecta que entendió su cambió de vida con inmensa solidaridad, para ella, los dos se convirtieron en policías”.

Su pasión es la Tecnología. Tanto que se lleva las tareas a casa. 

Es muy joven. Tiene 32 años. Antes de entrar a la Policía, hace cinco años, trabajó para la Iniciativa Privada. 

Su padre se jubiló después de 40 años de servicio en la Policía… dice: “Yo era el único que faltaba en la familia. Al sentarse a comer toda la familia, obvio, todo lo que platicaban eran temas de policías”. 

Edgar comenzó como analista en 2013, se integró a la Policía Cibernética, y ha ido entendiendo los graves peligros de las redes sociales, así como la necesidad de salvaguardar vida e integridad de nuestros niños.

Su esposa es su pilar, su mejor motivación “ella ha estado conmigo en todo momento”. Sus pocos tiempos libres los dedica a temas de Tecnología, el mundo de la Policía Cibernética dice, es su cuna.

Martínez afirma que va a ser policía toda su vida. “Para ser policía se requiere carácter, nos falta gente con compromiso, yo lo tengo, mi papá fue un gran ejemplo”.